martes, 25 de noviembre de 2014

El maravilloso mundo de la diversidad.

Este fin de semana, he tenido la suerte de acudir a un congreso lleno de profesionales que ayudan día tras día a que el mundo no esté únicamente enfocado al "normal".

Este fin de semana, he tenido la suerte de rodearme de gente que apoya la diversidad, la potencialidad que supone que todos seamos diferentes.


Este fin de semana he asistido a un congreso donde el enfoque principal  es diferente a lo que estamos acostumbrados a vivir, donde el ser diferente es una virtud en vez de una desgracia.


Este fin de semana, he escuchado las voces dolidas de aquellos cuyas diferencias, fueron un handicap y no una potencialidad, aquellos que por el simple hecho de aprender fuera de los establecido por el sistema, han sido rechazados, se les han puesto etiquetas de "tontos" y se les ha anulado, hasta el punto de tener que salirse ellos mismos del sistema, para no decaer más.

Dentro de estos "superhéroes" que a edades tempranas han tocado lo más hondo por la falta de apoyo y entendimiento, están personajes tan adorados como nuestro querido Gabino Diego que entre sonrisas y lágrimas nos hacía ponernos en la piel de lo que significa la falta de entendimiento de los que te rodean.

Este fin de semana, he estado en el Congreso Iberoamericano de Dislexia y otras DEA. Pero al igual que ellos, existen otros muchos "diferentes" que tienen que sufrir la falta de entendimiento desde el escalón más bajo (su familia o los maestros) hasta el más alto (el sistema educativo) que en vez de ofrecerles oportunidades acordes a sus necesidades, les ponen trabas jurídicas, emocionales, y sociales para que su diferencia se vaya haciendo día a día más tangible.

Culpables, ignorantes o indiferentes, da igual, de una manera o de otra, con la falta de formación, con la falta de implicación o con la falta de legislación, se está faltando a la dignidad de personas, que nacen, crecen y valen igual que la "masa de normalidad".

Por ello, me hace feliz ir a estos Congresos, donde siempre te quitan un trocito de venda que no se en que momento nos ponen a todos, y donde realmente sientes que sigue habiendo gente que lucha por la igualdad de oportunidades.


Ojalá, esos congresos cada día estuvieran más llenos, y los políticos fueran capaces de ver maravillas tan expresivas como el video que Helena Alvarado  nos mostró y emocionó sin igual.







María Belén Hernández Lorenzo, Psicóloga

jueves, 13 de noviembre de 2014

Técnicas de Duelo

Prácticas creativas para el asesoramiento psicológico ante la pérdida. Robert Neimeyer.

Los pasados 7 y 8 de Noviembre, organizado por la Universidad de Sevilla y ASEPCO, la Asociación Española de psicoterapias Cognitivas, se ha celebrado el curso de Técnicas de terapias de Duelo impartido por Robret A.  Neimeyer.
Robert A. Neimeyer es una autoridad mundial en temas de duelo, persona entrañable, cordial y amena, nos ha enseñado algunas de sus técnicas y avances en investigación realizado junto a otros colaboradores.
La idea más importante, y sobre la que trabaja este autor, es que no hay que superar la pérdida, sino integrarla en nuestras vidas. En trazar un puente que una la vida anterior a la nueva, con la que nos hemos encontrado. Se trata de recorrer un camino contracorriente, en contra del viento, e igual que un velero adapta su forma de navegar a la dirección del viento, para aprovecharlo  al máximo, nosotros tenemos que ir adaptando nuestra vida con pequeños cambios para poder avanzar. Cambios que nos harán sufrir menos que un cambio brusco, pero que nos ayudarán a seguir caminando.


Otra de las claves, que considero importante, es prestar atención a la persona en su totalidad, lo que nos dice y expresa con su lenguaje verbal y no verbal. Es ella quien tiene la clave de lo que necesita y de lo que está dispuesta a cambiar. “Los psicólogos somos sacerdotes seculares con la misión de ayudarles a finalizar su dolor”
Para Robert Neimeyer es muy importante la narrativa. Una narrativa que se puede dividir en tres tipos diferentes:
  • La narrativa externa que es objetiva y nos cuenta lo que vemos y oímos.
  • La narrativa interna que expresa todo lo que sucede en el campo emocional.
  • La narrativa reflexiva que se encarga de dar significado al hecho en sí.
La unión de estos tres tipos de narrativa nos permite conseguir la historia real del paciente. Es como hacer una trenza en el pelo, necesitamos tres mechones y cada uno de ellos,  cada parte de la narrativa, se entrecruza, se intercala con los otros para conseguir el resultado final, una trenza perfectamente ordenada. Una historia definitiva y completa.


Gracias a sus amplios y profundos conocimientos los asistentes pudimos adquirir una nueva visión del duelo y aprender nuevas técnicas para aplicar en consulta. Además de conocer a una persona excepcional.

Victoria Mellado, Psicóloga